LAMENTABLE

El sueño de Lady Di que Isabel II truncó

Cuando Laydi Di ya se había divorciado tenía en mente un gran proyecto que no ha podido llevar a cabo.
martes, 30 de agosto de 2022 · 01:40

Está claro que Lady Di no era la princesa que solo iba a sonreír y posar para las fotos. Meses antes de su fallecimiento, se había forjado en ella un nuevo sueño que tendría repercusión a nivel mundial y que ahora, a 25 años de su trágico final, sale a la luz.

Estaba claro que, tras divorciarse, Diana de Gales concentraría todos sus esfuerzos en cuidar de sus hijos. Sin embargo, un viaje a África había cambiado mucho su percepción de las cosas y quería contribuir a que las condiciones de vida de sus habitantes mejorara.

Lady Di
Lady Di y el príncipe Harry. Fuente: (Twitter)

Roberto Devorik, su gran amigo ha contado en "El País" que la princesa Diana quería convertirse en “revolving embassador del Reino Unido en el mundo”. Esto es, una embajadora de buena voluntad o itinerante; un cargo que le daría las herramientas necesarias para la tarea humanitaria que le atrapaba.

Tenía las ideas muy claras”, explicaba el confidente después de que ella decidiera plantarse muy especialmente contra el uso de las minas antipersona. Devorik, sostiene que a su amiga “no le interesaba la política, pero sí tenía inquietud por la parte humana y social de la política”.

Lady Di
Un viaje a África le había motivado a una acción social. Fuente: (Twitter)

Sin embargo, su proyecto quedó truncado mucho antes de su fallecimiento. Y quien le ha puesto un freno ha sido, nada más y nada menos que su exsuegra, la reina Isabel II. Pues era ella quien podría ponerle al frente de una causa tan noble.

Lady Di le había contado de su gran deseo, pero la monarca se había negado de manera tajante. La exesposa de su hijo no se asemejaba en nada a alguien a quien hubiera elegido como una representante del Reino Unido.

Lady Di
Preparativos para recordar a la princesa en París. Fuente: (Twitter) 

Pero la Spencer no iba a quedarse postrada ante la negativa de Isabel II, por lo que había hablado para reunirse con el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Lady Dino quería terminar como una princesa dedicada a besar bebés y cortar cintas o, mucho peor, como una princesa en el exilio, cruzada de brazos”, revelaba su gran confidente sobre sus últimos y polémicos meses de vida.