Inesperado

Se subasta un retrato nunca antes visto de Lady Di

Claramente todo lo relacionado a Lady Di causa sensación en el mundo, lo cierto es que la princesa de Gales ha sido y es uno de los personajes más queridos de la familia real británica, en esta oportunidad se ha dado a conocer la subasta de una imagen inédita que sin dudas causará sensación.
martes, 22 de marzo de 2022 · 19:03

Sin dudas, Lady Di es un figura atemporal que se ha metido en los corazones de todas las personas alrededor del mundo, claramente es uno de los miembros de la familia real británica más queridos.

Y su desaparición física no ha sido impedimento para que aún hoy se la recuerde, cada tanto se conoce algún detalle de su vida que la vuelve a poner en el centro de las miradas, en esta oportunidad se ha conocido una fotografía nunca antes vista de la princesa de Gales.

Lady Di. Fuente: (Twitter)

Lo curioso es que esta imagen ha salido a la luz después de 40 años de haber sido tomada, estamos hablando de una fotografía que fue utilizada en sellos conmemorativos tras su fallecimiento.

Se ha podido saber que el actual dueño de la imagen prefiere mantenerse en el anonimato pero que ha ofrecido la foto en 15.000 libras lo que equivale a 18.000 euros. Es una imagen de Diana de Gales que fue tomada por Terence Donovan en 1986.

Imagen que se subasta. Fuente: (Royal Mail Group)

Se sabe que es un retrato de 20x16 pulgadas en el que aparece Diana con un vestido de terciopelo morado, se dice que en su momento la princesa de Gales no habría estado muy conforme con el resultado final.

Paradójicamente el Royal Mail la seleccionó tiempo después como parte de una colección de sellos para conmemorar el paso de la princesa por este mundo, tras su deceso en 1997.

Lady Di. Fuente: (Twitter)

Si bien la fotografía fue tomada por Donovan, los derechos de autor de la misma se vendieron a una trabajadora de la beneficencia en 1990. Esta mujer trabajaba para la Sociedad de Ciegos de Brighton.

En su momento, esta mujer consiguió que Lady Di firmará la impresión original durante una visita real a la organización en 1990. Pero la imagen no se ha quedado en manos de la beneficencia sino que tiempo después fue adquirida por su actual dueño. No es común que se subasten fotos originales de miembros de la familia real firmadas por su autor, por lo que este retrato posee un valor incalculable.